Tag Archive: Andres Neuman


Andrés Neuman presenta esta interesante entrevista al novelista de ficción Edgar Franz Milton. En ella nos habla del e-book y la literatura hoy, desde una aguda soberbia.

http://www.elpais.com/articulo/portada/Opiniones/postumas/e-book/elpepuculbab/20100619elpbabpor_1/Tes

Dejo también el testamento de este autor austronorteamericano:

http://www.andresneuman.com/hemeroteca/revistaenie_detalle.php?recordID=10

Otra entrevista sobre la postmodernidad y los jóvenes escritores:

http://www.andresneuman.com/hemeroteca/revistaenie_detalle.php?recordID=15

Bariloche, tú también.

¨Todavía antes, él había estado más lejos, mucho más lejos de la capital y de sus turbulencias: allí donde las cosas crecían con júbilo y envejecían con calma. A Demetrio le había tocado el júbilo. Aprender a nadar en el Nahuel Huapí, aprender a no congelarse en el Nahuel Huapí y conocer el silencio del Nahuel Huapí, ir a una pequeña escuela de ladrillos cerca de Llao Llao, jugar al fútbol en cualquier parte. Allí los arrayanes eran únicos, y el chocolate sabía lejana, añejamente, a la Europa de la nieve.

Despegó la vista de la calle y contempló de pie el paisaje de la cabaña. Sacudió la cabeza. Al estirar los brazos sintió un cosquilleo reconfortante y una repentina lucidez, como si le hubiesen cambiado las horas. Volvió a la mesa: en el cielo seguía faltando la parte más importante.¨

Bariloche, de Andrés Neuman (Anagrama, 1999) -Novela finalista Premio Herralde -.

Visitamos Bariloche hace menos de un año y quedamos prendados. Profundamente enamorados y con ganas de volver.

Hoy no es el Nahuel, ni el Cerro Catedral. Tampoco Otto. Es el Centro Cívico, hermoso y frío, que es testigo de un pueblo indignado.

En nombre de República Dominicana, donde los ¨intecambios de disparos¨ son la excusa de cientos de muertes que se creían superadas, extiendo mi solidaridad con Bariloche. Hoy, víctima del ¨gatillo fácil¨, se ve en llamas por la muerte de un niño de 15 años que, inocente o no, merecía vivir.

Hoy los sambernardos de la plaza y de los cerros están tristes. Están cansados de la mentira y el doble discurso; del abuso de unos perros de dos patas.

Fuerza, Bariloche, tú también.