Vuelvo de mi letargo para dejarles un regalo. Cuando diciembre abruma y la vida burguesa atenta contra mi constancia traigo un discurso. Traigo unas palabras cargadas de significado para mí. Porque leyendo, como dice Vargas Llosa, he podido ser libre de verdad. Estoy seguro de que también ustedes. Perdonen no haberles dedicado el tiempo que merecen.

Elogio de la lectura y la ficción, Mario Vargas Llosa (Discurso Nobel 7 de diciembre de 2010).

Anuncios